Seguridad en los deportes de montaña Chile

AVALANCHAS - PREVENCION DE ACCIDENTES - EDUCACION - CONSEJOS

INVITACIÓN A ESCRIBIR...

Quienes lo deseen, los invitamos a compartir sus experiencias, sus aportes a la seguridad en la montaña, si estas interesado (a) en enviar un artículo, será bienvenido, previo al envío comunicate con nosotros, para entregarte las pautas que requerimos que sean aplicadas,

gracias.

Fuente: https://houseofswitzerland.org/es

¿Pero qué es exactamente la gestión del riesgo de aludes?

Gestión de aludes: una larga tradición El búnker de hormigón encaramado en lo alto de las montañas de la comuna de Arbaz en el cantón del Valais es un tipo especial de construcción: tiene cámaras posicionadas detrás de pequeñas escotillas y el equipo de radar detrás de las ventanas abiertas apunta al lado opuesto de la montaña. Un alud se precipita a 160 kilómetros por hora hacia el búnker.

La nube de polvo se traga la edificación en segundos. En el sótano del búnker, los científicos observan la masa de nieve por medio de una cámara web.

Gracias al centro experimental en Arbaz pueden comprender mejor los aludes y optimizar las medidas de protección.

El conocimiento del origen de los aludes y cómo protegerse contra ellos se fue transmitiendo en los Alpes desde hace siglos.

Por ejemplo, los habitantes de Leukerbad construyeron un muro de 80 metros de largo ya en el año 1600 a fin de desviar los aludes.

En la actualidad, bosques extensos, barreras anti-avalanchas, galerías y otras estructuras protegen a los asentamientos y las rutas contra los aludes.

La UNESCO incluyó la gestión del riesgo de aludes en su lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. "Puede ser un activo inmaterial, pero para un país montañoso como Suiza la gestión del riesgo de aludes es vital para la supervivencia y siempre fue un componente de la identidad cultural", escribe el WSL Instituto para la Investigación sobre Nieve y Aludes (SLF).

La gestión del riesgo de aludes o avalanchas tuvo un desarrollo gradual junto con la historia de incidentes de aludes. "Los mayores desarrollos siempre se produjeron después de grandes catástrofes", dijo Jürg Schweizer, director del SLF, en una entrevista con la Radio Televisión Suiza (RTS).

Una de estas temporadas invernales de avalanchas se produjo en 1887/1888, con más de 1.000 aludes reportados en Suiza que cobraron la vida de 49 personas y más de 600 animales.

Las regiones más severamente afectadas fueron el norte y centro del cantón de los Grisones, el Tesino y la región de Goms en el Valais. Después de la catástrofe, se construyeron galerías, túneles y barreras anti-avalanchas para proteger la línea ferroviaria.

El bosque siempre cumplió una importante función de protección, y por eso la protección contra los aludes era responsabilidad de los guardabosques. A partir de la década de 1930, las empresas y los operadores de los ferrocarriles de montaña se involucraron cada vez más en la gestión del riesgo de aludes, comenta Schweizer. Las empresas y los ferrocarriles de montaña estaban muy interesados en promover el turismo y querían que los trenes también funcionaran en el invierno.

En 1931 se fundó la Comisión para la Investigación sobre Nieve y Aludes, compuesta por representantes de la silvicultura, la hidrología, los ferrocarriles y las generadoras eléctricas, con el fin de mejorar las medidas de protección contra las avalanchas de nieve. Fue el antecesor del primer laboratorio de investigación sobre nieve y aludes en Davos, a partir del cual se creó el SLF en 1942. Aludes con consecuencias catastróficas Durante el invierno de aludes de 1950/1951 murieron alrededor de 100 personas en Suiza y se destruyeron más de 1.000 construcciones. Se registraron más de 1.000 avalanchas en el espacio de tres días en enero de 1951.

Después de esta catástrofe, el SLF intensificó las investigaciones sobre protección contra aludes. Se tomaron nuevas medidas de protección en muchos lugares. Además, el SLF amplió su cooperación con el Instituto Meteorológico Suizo (SMI) a fin de aumentar la confiabilidad del boletín de aludes. El boletín de aludes contiene un pronóstico del peligro de aludes para los Alpes Suizos, Liechtenstein y el Jura.

Actualmente se publica dos veces al día y principalmente lo utilizan los servicios de aludes y seguridad y los entusiastas de los deportes de nieve.

Otro invierno de aludes se produjo en 1999, cuando cayó una cantidad inusualmente grande de nieve en un lapso breve en febrero. Cientos de aludes se precipitaron a los valles en cuestión de días.

Galtür en Austria se vio particularmente afectada, con 31 víctimas fatales. Doce personas fallecieron en avalanchas en Chamonix/Montroc en Francia y en el poblado de Evolène, en el cantón del Valais, las avalanchas se cobraron 12 vidas más.

En total, hubo unas 1.200 avalanchas con 17 víctimas fatales en Suiza.

Como resultado de la catástrofe, los expertos del SLF desarrollaron un sistema intercantonal de alerta temprana e información de crisis. Medidas de protección temporarias.

Las explosiones controladas pueden desencadenar aludes en forma artificial para asegurar temporariamente potenciales zonas de inicio y trayectoria de avalanchas y prevenir avalanchas más importantes.

Esto se hace cada vez con más frecuencia con sistemas de explosivos instalados en forma permanente que pueden desencadenar un alud desde una distancia segura independientemente de las condiciones climáticas y en cualquier momento.

Si las rutas, asentamientos o centros de esquí están en un nivel de riesgo elevado, los servicios de seguridad locales pueden emitir alertas, cerrar el área o incluso iniciar evacuaciones. Para la planificación de emergencias, los especialistas recurren a los mapas de riesgo de avalanchas, entre otras cosas. Los mapas muestran las zonas de riesgo para los asentamientos así como la frecuencia e intensidad de la actividad de aludes en un área específica.

Si un área está marcada como de "alto riesgo", la construcción en la zona está prohibida. Los expertos suizos trabajan en un enfoque integral para la gestión del riesgo de aludes desde hace unos 15 años, empleando una combinación de medidas estructurales y organizacionales para minimizar el riesgo de avalanchas.

Avalancha de aerosol - Suiza

NEPAL 2021

 

Nepal levanta la cuarentena a los vacunados de Covid

 

Impresionante avalancha en el Himalaya al desprenderse un glaciar

 

Las expediciones más interesantes de la primavera 2021 en el Himalaya

ANNAPURNA

Annapurna: Marc Batard y descenso en esquís El primer ochomil en abrir su campo base de primavera ha sido, como suele ser habitual, el Annapurna (8.091 m). Su proverbial riesgo de aludes crece a medida que avanza la temporada, así que resulta beneficioso tratar de ascenderlo nada más se retiren las condiciones invernales. Esta semana, los sherpas comenzaron a trabajar en la ruta, que ascenderán un par de grandes expediciones comerciales, convirtiendo el Annapurna en el ochomil más visitado después del Everest esta primavera.

Continua...link

Ruta a la cima del monte Everest, arista cimera y escalón Hillary

" EXPEDICIONES DEPORTISTAS DOPING Y LOS OCHOMILES EN EL HIMALAYA"

Al mismo tiempo que crecen las expediciones comerciales y se reduce el número de personas que logran ascender montañas como el Everest sin utilizar botellas de oxígeno, existen alpinistas que siguen buscando lograr metas en las condiciones más adversas.

Escalar las montañas más altas de la Tierra se ha convertido en uno de los retos más ansiados por el ser humano desde el siglo pasado. Ascender a las montañas más altas del planeta, de sobre 8.000 m., se ha transformado en una obsesión para empresarios, turistas y aventureros.

Cada día son más las personas, que se interesan en escalar el Monte Everest y la cantidad de personas que transitan por el valle del Khumbu son cientos de seres humanos, el acceso por Nepal, está realmente saturado, y se generan largas filas de personas, deportistas, turistas de montaña, que se exponen a graves accidentes, ya sea por fatiga extrema, mal de altura, congelamientos, hipotermia, otros. Por otra parte el espíritu clásico y/o romanticismo del montañismo se está perdiendo, y no sólo en el himalaya, sino también en Chile.

En la actualidad existen muchas empresas y agencias, que ofrecen participar y/o conseguir un cupo en una expedición comercial, por ello desde hace muchos años, que se vienen desarrollando estas expediciones comerciales, incluso no debemos olvidar, la trágica expedición liderada por Rob Hall, el año 1996 en el Monte Everest, en dicho año hubo 16 fallecidos intentando alcanzar la cima del Monte Everest.

Los datos de Himalayan Database, el registro sobre ascensiones a los picos más altos de la cordillera que inició la periodista Elizabeth Hawley, son elocuentes. Si entre 1993 y 1997 el 51,87% de los alpinistas que alcanzaron la cumbre de alguna de las montañas de más de 8.000 metros del Himalaya lo hicieron sin oxígeno embotellado, el porcentaje descendió hasta el 10,79% entre 2013 y 2017. El Everest es donde más se repite esta situación. Tan sólo 11 de las 648 cimas que registró el año 2017, a sólo diez del récord histórico de 2013, se lograron sin la ayuda de oxígeno. En los últimos cinco años sólo 25 personas han llegado a su cumbre sin utilizar botellas de aire, frente a las más de 2.000 que sí lo hicieron. ( fuente: Ricardo Uribarri 8/01/2018, www.ctxt.es)

Hace diez años, la Asociación Mundial Antidopaje estipuló que “la utilización de medios artificiales (como el oxígeno embotellado) para el enriquecimiento de la sangre del deportista debe ser considerada doping”, lo que daba a entender que no debían ser tenidas en cuenta ni contabilizadas de forma oficial las cumbres conseguidas bajo esas condiciones. Ocurre que la incidencia de esa normativa afecta más a la cuestión ética que a la práctica. Hay que contar, además, con que los testimonios de los protagonistas sean verídicos, lo que no siempre es comprobable. Y pese a que puede afectar a los alpinistas profesionales que buscan un reconocimiento, no influye a los aficionados que se pueden permitir desembolsar una importante cantidad de dinero a cambio de vivir una aventura o tener una foto de la que presumir. El aventurero y escritor Sebastián Álvaro Lomba, que fuera director del programa Al filo de lo imposible de TVE, tiene una opinión bien clara a la hora de definir las diferentes formas de escalar una montaña: “Lo que realizan las expediciones comerciales no se puede ser catalogado como alpinismo. Es otra cosa que no se merece ser llamado así, sino como turismo”. Una afirmación que la justifica señalando que “hay personas que en los últimos metros de escalada son llevadas a caballo, literalmente, por los sherpas; las botellas de oxígeno empiezan a emplearlas desde el campo 2, y son cargadas por los porteadores con un tubo de goma más grande para que les llegue el aire a los clientes y no se tengan que preocupar en cargar con ellas. La situación se ha desvirtuado a estadios máximos”.

( fuente: Ricardo Uribarri 8/01/2018, www.ctxt.es)

 

 

VIDEO Nº1 Club Andino Wechupun - Historia deportiva.

Logros deportivos Club Andino Wechupun.

Recopilación histórica de ascensiones y expediciones, década del 80.-

Logros deportivos C.A.W. - Década del 80.

Logros deportivos - Club Andino Wechupun, Nº 3.-

Resumen deportivo final, década del 80.-

XVIII Seminario de Medicina de Montaña - C.A.U.

Con fechas 16 y 17 de octubre de 2018, se realizó el Seminario de Medicina de Montaña, organizado por Club Andino Universitario asistimos sólo el primer día, el evento fue muy interesante, y asistieron muchos jóvenes que se inician en el montañismo.

 

Respecto a la exposición sobre gestión del riesgo, dictada por Ernesto Ortiz, muy didáctica, con aportes de conceptos y con ejemplos prácticos  aplicados a los Andes versus la experiencia, en general un buen aporte para los jóvenes, sin embargo, dentro de su exposición presento como herramientas para la gestión de los riesgos, las matrices para identificar los riesgos utilizadas en el ámbito industrial, por ejemplo en minería, estas herramientas son muy utiles y se aplican hace muchos años en Chile, sin embargo, es difícil, que un montañista o escalador de alta montaña, aplique una matriz o vaya a la montaña con una ficha o check list, estimo que el concepto se debe dar a conocer, para luego ser aplicado en forma simple por los deportistas.

 

Por otra parte, Ernesto Ortiz, realizó un buen aporte, dando énfasis en la etapa de Planificación versus la flexibilidad, que deben tener los dpeortistas en la montaña, aspecto fundamental para el éxito en las salidas o expediciones. 

 

Otro aspecto que debemos rescatar de dicha exposición, es considerar relatos anteriores o información técnica de otros deportistas, que ascendieron en otro año, en otra fecha y que por lógica, las condiciones cuando vayan a escalar o subir la montaña, serán  muy diferentes para cada grupo, por lo tanto, esta variable debe ser considerada por quienes planifiquen la salida.   Por ejemplo, tal vez los anclajes en un oportunidad se realizaron en roca, con anillas o con friends, y en otro año muy nevador, las condiciones variaron y se hicieron anclajes con estacas de nieve, por lo tanto, ideal es documentarse bien, previo a la salida.

 

 

 

Los sherpas, habitantes de las montañas del Himalaya, han desarrollado adaptaciones metabólicas que permiten a los tejidos utilizar el oxígeno de forma más eficiente, según un estudio publicado hoy en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

La investigación, realizada por la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, considera que estos mecanismos contribuyen al buen desempeño que tienen los sherpas para lidiar con altitudes tan extremas.

Para saber cuáles son esos mecanismos de adaptación, los científicos analizaron dos grupos que ascendieron de forma gradual al Campo Base del Everest, ubicado a 5.300 metros sobre el nivel del mar.

Precisamente, el estudio es parte del proyecto Xtreme Everest, que apunta a entender las respuestas del cuerpo ante altitudes extremas como la de la montaña más alta del mundo, que alcanza los 8.848 metros.

Uno de los grupos estaba compuesto por investigadores que trabajaban en el laboratorio del Campo Base y el otro, por 15 sherpas.

De todos ellos, los científicos tomaron muestras de la sangre y de los músculos, para luego poder comparar.

En las muestras de los sherpas, los investigadores hallaron que las mitocondrias, los elementos de las células que producen energía, eran más eficientes incluso al principio de la investigación.

Una de las diferencias clave estaba en los niveles de fosfocreatina, una molécula que actúa como reserva de energía.

Luego de dos meses en la altura, los niveles de fosfocreatina caían en las personas de zonas bajas, mientras que en los sherpas subían.

En general, las medidas que tomaron los investigadores en la base no cambiaron luego con la altitud, lo que para ellos sugiere que las diferencias son innatas.

En el primer grupo, los resultados tendían a modificarse luego de un tiempo, lo que sugiere que esos cuerpos se estaban aclimatando.

“Nuestros resultados sugieren una base metabólica en la adaptación de los sherpas, que puede permitir a esta población sobrevivir y desempeñarse a una gran altitud. Estas adaptaciones también pueden apuntalar el superior desempeño de los alpinistas sherpas de élite a una altitud extrema”, sostienen los investigadores en el estudio.

Por eso, para los investigadores, aunque las personas de zonas bajas pasen tiempo a una elevada altitud y sus cuerpos se adapten, de todas formas no podrán igualar la eficiencia que los sherpas han logrado como una adaptación evolutiva.

Los resultados del estudio, según los investigadores, pueden ayudar a la comunidad científica a desarrollar nuevas formas de tratar la hipoxia, como se denomina la falta de oxígeno en los tejidos.

FUENTE: LA TERCERA DIARIO CHILE.

Estudiantes de Aysen en formación

Alumnos en Aysen desarrollando sus habilidades y competencias

 

APORTANDO AL DESARROLLO REGIONAL DESDE EL FORTALECIMIENTO DE COMPETENCIAS ACADÉMICAS EN LA CARRERA DE TURISMO DE NATURALEZA.

Por Francisco Vio G.

Ex Jefe de Carrera y Docente en la escuela Técnico Universitaria en

Turismo de Naturaleza.

Universidad Austral de Chile, Campus Patagonia.

Actualmente Coordinador Ejecutivo programa PACE

Universidad de Aysén.

 

El año 2017 ha sido designado por las Naciones Unidas como el Año

Internacional de Turismo Sostenible para el desarrollo. Este hecho, nos

desafía a todos quienes hacemos uso de los sistemas turísticos como

beneficiarios y, más aún, a quienes trabajamos en la formación profesional de jóvenes que pronto tendrán la responsabilidad de guiar grupos en contextos naturales poco intervenidos como Aysén. Por ello, lo asumimos con responsabilidad, compromiso y seriedad. Sobre todo porque viene a estimular el trabajo que desde el año 2014 venimos desarrollando en el Campus Patagonia en la Carrera Técnico Universitaria en Turismo de Naturaleza; siempre con la mirada de generar un impacto positivo de nuestro entorno social, ambiental, cultural, empresarial y educacional.

 

El desarrollo de un turismo sostenible que impacte positivamente un territorio, a las personas y sus comunidades, no puede evidenciarse sólo desde el crecimiento económico, puesto que un verdadero desarrollo involucra a las personas, construye identidad y permite armonizar el ser y quehacer personal con los intereses de la colectividad; estamos hablando entonces del desarrollo de una conciencia colectiva, no sólo ambiental, sino que también cultural e identitaria respecto de los recursos naturales y su cuidado. En este sentido, la educación se transforma en la herramienta clave para contribuir al cuidado y preservación de nuestro patrimonio natural y su entorno. 

En los estatutos de La Universidad Austral de Chile se declara el compromiso de nuestra casa de estudios por contribuir al desarrollo de la zona sur austral de Chile, desde el Campus Patagonia somos muchos docentes que trabajamos junto a los estudiantes para ir descubriendo necesidades y levantar problemáticas que permitan diseñar alternativas turísticas distintas a las que se ofertan actualmente. Potenciando la integración de las comunidades locales, la conservación y cuidado de nuestros espacios naturales, de sus raíces e historia; alternativas creativas, sustentables y económicamente viables, no sólo por el hecho de que habitamos una parte de Chile llamada a ser líder mundial en el desarrollo armónico y crecimiento de la naturaleza y las personas, sino porque desde el enfoque de la formación profesional que estamos construyendo, buscamos siempre un equilibrio entre los sueños y la inserción en un modelo económico que no ha sabido equilibrar estas necesidades.

Durante un módulo de clases, mientras remo por el rio los Palos con 16 estudiantes, voy pensando en nuestros jóvenes y sus vivencias, es su proceso formativo y de transformación, construimos experiencias con sentido de aprendizaje, de cualquier manera, esto no es nuevo para para los jóvenes de Aysén. Entender que la naturaleza es nuestra sala de clases, nuestro espacio, su lugar de trabajo y crecimiento nos permite avanzar con una mirada local y un pensamiento global. Comprender la dinámica de los ambientes naturales para respetarlos y protegerlos.

Estudiantes universitarios que mediante un modelo educativo activo, practico y participativo se comprometen con la conservación de espacios naturales que pasan a ser propios. Jóvenes que comienzan a soñar en emprender con herramientas nuevas, un sueño colectivo que se convierte en propio, movilizando no sólo competencias académicas, sino que habilidades sociales y emotivas, ellos van descubriendo su territorio desde el corazón, no solo desde el aula, en mapas o libros; sino que recorriéndolo, haciéndolo suyo, convirtiéndolo en su hogar.

La naturaleza de Aysén conmueve y nos invita a seguir construyendo un espacio para un aprendizaje constante y dinámico. Sin duda, nos queda mucho por crecer y aprender, sin embargo, desde los inicios de nuestra carrera en el Campus Patagonia, el objetivo ha sido aportar a un crecimiento que contribuya seria y responsablemente al desarrollo de un turismo sostenible y real para todos y todas; insertos en una industria que se expande por todo el mundo, donde el ocio pasa a ser una oportunidad de crecimiento y aprendizaje que permite vincular a los empresarios del sector público y privado, a nuestras familias de la Patagonia y a jóvenes de muchas partes de Chile, a seguir construyendo y preservando nuestro patrimonio natural, un turismo con sentido e identidad, como nos invita las Naciones Unidades este año.